San Valentin 2017: cacao, castaña, miel y remolacha.

san-valentin

Chocolate / Dulces + postres / Recetas / sin gluten / vegano

He de reconocer que el otro día cuando llevé la prueba final de esta tarta a casa de unos amigos,  sin antes haberla probado en su conjunto (aunque una se imagine el sabor final, nunca es 100% fiable hasta que la pruebas…), nunca imaginé lo realmente buena que estaba!!! Tuve que probarla varias veces porque de verdad que estaba increíble!!! Mi amiga (que tiene un paladar muy refinado y es muy crítica) no paraba de decir “ Joder esto está increíble María! “ “ Esto tienes que hacerlo en la Panadería, la gente te lo pediría !” ( Panadería??? más abajo te lo explico)“ El sabor es espectacular”. Y bueno, yo asentía sin decir gran cosa porque estaba igualmente sorprendida.

cake-solo2

A mi, que en este mundo de la pastelería más sana, me gusta llegar a poder lograr cosas cuyo sabor sea tan rico como lo tradicional pero sin la carga de productos refinados que conllevan, ni lo pesados que puedan ser,conseguir el sabor y textura de esta tarta es como la culminación de mis esfuerzos  de siempre ir probando  y llevando al limite mezclas, sin saber a veces el resultado, que muchas veces es un desastre. Y si encima, es un postre que pueden comer personas celíacas u con otro tipo de restricciones, la satisfacción es enorme.

cake-solo

El bizcocho es la enésima versión de mi pan de especias con harina de castaña, del cual hice una versión vegana que incluí en la receta de tiramisú de mandarina que hice estas navidades para Conasi.

La idea de hacerlo en tarta me la dio mi marido, y con la excusa del cumple de la hija pequeña de una amiga hice una primera prueba rebajando harina de castaña para que este sabor no fuera tan predominante ya que eran niños pequeños. No me salió como quería pero a la gente le gustó mucho .

cake-cortado

El frosting por su parte, era también una versión de otro que acababa de dar en uno de mis talleres de cocina, pero como la peque cumpleañera  me dijo que quería una tarta de choco y fresa (y no era temporada de fresas), se me ocurrió hacer el frosting añadiendo zumo de remolacha para darle un toque rosado. Para potenciar un poco el sabor añadí un pelín de mermelada de fresa y listo. Y de esa combinación gracias a una peque me vino la idea de reutilizar su tarta mejorada con forma de corazón para compartir la receta de un postre cuando fuera San Valentín.

cremoso2

En esta versión que tenéis hoy la combinación está clavada.

La forma de corazón es totalmente opcional y por las fotos verás que yo no usé ningún molde especial sino que partiendo de un circulo y con la ayuda de dos vasos, hice más o menos un corazón, que luego fui perfeccionando según iba cubriéndolo con el frosting. Si no te quieres liar, no hace falta que hagas la forma de corazón. Puedes hacerlo en formato redondo o cuadrado y hacer una decoración con forma de corazón con el coco tostado por encima por ejemplo.

Lo mejor es que aguanta bien estar congelado y esto es básico para que la decoración te quede perfecta y no se desmigue el bizcocho al decorarlo. Lo cual es muy práctico también porque lo puedes hacer con antelación sin que pierda textura o sabor al descongelarse.

cremoso-en-medio

Lo importante es que estás ante dos recetas súper ricas por separado que puedes usar para acompañar otras elaboraciones. O simplemente hacer el bizcocho para merendar y mojar en leche de almendra…mmm…un placer. O recubrir el bizcocho con un glaseado de chocolate….

corazon-

 

portada2pink

Y ahora toca desvelarte un poco el misterio de la panadería y mi futuro proyecto….Después de haber cerrado hace casi 8 años la panadería/pastelería que teníamos mi marido y yo en Madrid, ha llegado el momento de volver a tirarse a la piscina y abrir algo donde desarrollar todo nuestro potencial. Ya tenemos cerrado un local en el pueblo mallorquín donde vivimos llamado Binissalem, para abrir una panadería ecológica…AAAAHHH. Mi marido se encargará de hacer el pan de masa madre y algo de su bollería francesa,y yo, aunque estaré al principio en la tienda, la idea es que pueda ir haciendo con le tiempo, algo de pastelería como la que veis en el blog. De ahí que os contara al principio de este año, que no sabía como iba a afectar esto al blog ya que no tendré tanto tiempo para dedicarle, sobre todo, a todas esas pruebas que requieren bastante tiempo, por no hablar del momento idóneo para hacer las fotos, o redactar el texto… Pero evidentemente que espero poder mantenerlo aunque sea más esporádico. Lo que sí te aseguro es que siempre seguirán siendo recetas con el mismo grado de exigencia en cuanto a sabor, textura, aspecto y en definitiva, seguirán llevando todo el cariño que le pongo a cada una de ellas para que puedas seguir teniendo recetas de calidad.

Sólo puedo decir, que aunque esté cagada, estoy muuuuy ilusionada de poder volver a ponerme delante de un cliente y ofrecerle lo mejor que sé hacer. Y todo esto, junto con mi marido,  al lado de quién me siento crecida cuando trabajamos en equipo. Esa meta mía de volver a hacer algo los dos, que a veces pensaba que era cazurrismo puro, es hoy una realidad que ha llegado cuando era el momento. Y ese momento es ahora. A pesar de los cambios de países y trabajos  de mi marido y mi dedicación a la familia, la realidad de volver a estar juntos defendiendo un producto de máxima calidad me llena de gratificación y orgullo.

Por el momento os dejo con esta deliciosa receta y ya os iré informando del estado del proyecto!

Gracias por estar ahí!

Ingredientes (para un mode de 20cm)

bizcocho//////////////////////////////

125 gr harina castaña TAMIZADA

60 gr harina arroz

70 gr harina de almendra (o almendra molida)

50 gr cacao en polvo

1/2 tsp canela

2 tbsp bicarbonato

1/8 tsp sal marina

120 gr plátano (pesado sin piel)

120 gr miel

25 gr azúcar muscovado o panela o de coco

1 vaina de vainilla

270 gr leche de almendra

1 tsp vinagre de manzana

pink frosting//////////////////////////

260 gr anacardos

100 gr sirope de arce

1 tsp ralladura de limón

1 ud vaina de vainilla

2 tbsp zumo de limón

90 gr zumo de remolacha fresco

80 gr aceite coco

2 tsp mermelada de fresa (opcional)

////////////////////////////////

50 gr copos de coco para la decoración final (opcional)

Preparación

  1. El bizcocho es mejor hacerlo con un día de antelación. El frosting tienes que tener en cuenta el tiempo de remojo de los anacardos y el tiempo de cuajado. Con lo cual te aconsejo dos días de preparación, uno para el bizcocho y el otro para el frosting y el acabado. No te agobies, las dos preparaciones son fáciles de hacer, es mi recomendación para que te organices bien y los sabores estén redondos.
  2. Para el bizcocho, enciende el horno a 150ºC y engrasa un molde redondo de 20 cm de diámetro. Coge un bol grande y tamiza la harina de castaña. Añade el resto de ingredientes secos: harina de arroz y almendra, cacao, canela, bicarbonato y sal. Mezcla con una varilla para airearlo y reserva.
  3. En un procesador de alimentos o con una batidora, tritura el plátano con la miel y el azúcar muscovado, el interior de la vaina de vainilla raspada, la leche y el vinagre. Cuando tengas una mezcla homogénea vuélcala sobre el bol de harinas y mezcla bien con una varilla para integrarlo todo. Vuelca la mezcla obtenida en el molde y hornea una hora con función de aire si tienes.
  4. Al sacarlo déjalo reposar sobre una rejilla y cuando esté frío desmóldalo y envuélvelo con papel film para que no se seque hasta el día siguiente. Puedes aprovechar el horno para tostar 50 gr de copos de coco que guardarás en un bote de cristal hermético.
  5. Para el frosting, deja a remojo los anacardos durante 4 o 6 horas. Antes de triturarlo todo, haz el zumo de remolacha, el de limón, funde el aceite de coco y raspa la vaina de vainilla. Tritura los anacardos junto con el resto de ingredientes hasta que tengas una mezcla cremosa de bonito color rosa fuerte. Deja que coja cuerpo en la nevera al menos 4 horas.
  6. Mientras que los anacardos están a remojo puedes ir cortando el bizcocho ( si quieres forma de corazón) con la ayuda de dos vasos que te ayudarán a hacer las dos partes redondeadas.Vete marcando con un cuchillo esos bordes y los imaginarios del pico del corazón. Lo importante al cortarlo es que el cuchillo esté humedecido para que no se te desmigue demasiado. Y si tiene un poco de sierra mejor. No te preocupes si no te queda perfecto porque con el frosting se podrá ir repasando. Los bordes los puedes guardar para el desayuno o incluso si los desmigas, puedes usarlos para decorar.
  7. Corta horizontalmente por la mitad el bizcocho con la ayuda de un cuchillo de sierra humedecido con agua. En una bandeja que puedas meter en el congelador, coloca un papel antiadherente y encima los dos trozos de bizcocho cortados. Hazlo con cuidado porque son frágiles!
  8. Cuando tengas el frosting cuajado y espeso saca el bizcocho del congelador y con la ayuda de una espátula, pon una capa de cremoso sobre el trozo que sea la base, distribuyéndola bien por la superficie. Pon el otro trozo por encima, aprieta ligeramente y vete rellenando y alisando los espacios del corte para que se rellenen bien y queden rectos. Pon una primera capa del frosting por el resto del bizcocho dandole forma con la espátula. Si ves que te cuesta ponerlo, mete en el congelador la tarta un par de horas dejando el frosting a temperatura ambiente. Saca del congelador y termina de rematar con cuidado. Una vez acabado añade el coco por los laterales del bizcocho presionando ligeramente para que se pegue bien.
  9. Guarda en la nevera hasta que lo vayas a consumir..
  10. Disfruta!

4 Responses to San Valentin 2017: cacao, castaña, miel y remolacha.

  1. Ruth dice:

    Donde se encuentra harina de castaña

    • maria dice:

      Hola Ruth, la puedes encontrar en tiendas ecológicas, normalmente de una marca francesa que se llama Celnat. es cara pero merece la pena para elaboraciones como esta, tiene un sabor muy característico. Espero que la encuentres y la pruebes. en breve daré otra idea de galleta con una parte en la masa con esta harina. saludos!

  2. Carmen dice:

    Que emoción de post, María! Receta inmejorable: un gran corazón como el tuyo para dar paso a una nueva etapa de tu vida. Espera, que si me lo curro puedo ser más cursi aún…. 😀

  3. maria dice:

    gracias guapo! beso fuerte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *