2015-01-18 16.34.17

Bienvenid@s a Sweet Salty Kitchen!

Mi nombre es María, soy pastelera, cocinera, recientemente graduada como Coach de Salud Holística, y autora de este espacio. Un espacio que nace desde la necesidad de compartir toda la información adquirida en estos últimos años. Las recetas de cocina que encontrarás aqui, son el vehículo, a través del cual, intento transmitir mi pasión por la cocina y mi filosofía. Hoy en día el alimento está tan desvirtuado, manipulado , procesado y refinado, que para mi es casi una obligación poder recordar a través de este espacio la necesidad imperiosa de usar alimentos de verdad, completos, frescos y de calidad. Esto para mi, supone una absoluta prioridad. El alimento nos conecta a nivel emocional y celular. Vivimos en el mundo de la prisa y la cocina es algo que ha pasado a un segundo plano. Y nos olvidamos, que cocinar en casa, es una experiencia tan importante en tantos sentidos! Al cocinar para tu familia o amigos, al hacer partícipes a tus hijos en esta tarea, estás creando unos vínculos y recuerdos que seran imborrables. Cocinar es educar.  Cocinar es amar. Cocinar es conectarse con todo lo que te rodea.

Qué encontraras en  Sweet Salty Kitchen:

– Recetas saludables vegetarianas y veganas. No porque yo lo sea, sino porque como considero que la proteina animal está demasiado presente en nuestros platos, creo  firmemente en la necesidad de aumentar el consumo de vegetales en general. De esta forma, le  harás un favor a tu organismo, al medio ambiente, y a tu bolsillo.  Encontrarás recetas con: verdura, fruta, cereales integrales, legumbres, algas, semillas, frutos secos y de vez en cuando, huevos y lácteos.

– Recetas de pasteleria, (mi debilidad) con azúcares no refinados, distintas harinas integrales, frutos secos…. una pasteleria con ingredientes que aportan algo más que calorias vacías. Dulces horneados y crudos, con y sin huevo, con y sin gluten, con y sin lácteos. Mi intención es transmitir una variedad de opciones siempre con ingredientes naturales. No me gustan el marketing engañoso ni los productos procesados que intentan copiar a otros y parecer sanos. Aqui no encontrarás mantequilla vegana, yogur de soja o queso vegano. Para mi eso no es un alimento natural. Prefiero una buena mantequilla o un buen queso de cabra de leche cruda. Siempre pienso en qué es  lo tradicional y cómo de lejos está el alimento de su estado inicial. Lo más cercano a la tierra, mejor.

– Ideas para organizarte mejor en la cocina.
– Información nutricional de los alimentos.
– Sano y rico de la mano. Algo que a veces no es fácil, ni evidente. Cuantas veces he visto algo que venden como super sano, lo pruebas y quieres vomitar…

Mi filosofía

Creo en:
– Ir al más al mercado y menos al supermercado.
– Los productos ecológicos reales (no en productos ecológicos procesados que copian a los no ecológicos) y en los productos de temporada.
– En SIEMPRE SIEMPRE leer las etiquetas de lo que compras. Si no entiendes los ingredientes mosquéate. Si la etiqueta dice que es súper sano, light y sin azúcar, mosquéate también.
– Que somos responsables de nuestra salud y de nuestro entorno.
– Que se pueden cocinar cosas sencillas, ricas y nutritivas sin por ello pasarte todo el día en la cocina.
– Que cuanto más equilibrado comas, mejor te encontrarás a nivel físico y emocional.
– En la BIOINDIVIDUALIDAD: somos todos diferentes, lo que a uno le puede sentar bien, a otro le puede sentar fatal. Por eso no existe la dieta milagro universal. Busca lo que te sienta bien a nivel personal.
– En la NUTRICION PRIMARIA: la comida no es nuestra única fuente de alimento. Rodearte de seres que te quieren y te apoyan, hacer una actividad física regular que te divierta, tener un trabajo que te estimule,  una vida espiritual que te llene, forman en su conjunto, un alimento importantísimo. Aprende a cuidarlos todos al mismo nivel.
– En las excepciones, en romper las normas de vez en cuando y en disfrutar de la vida. No a los dogmas.

No puedo olvidar en este apartado mencionar a dos personas, sin las cuales SWEET SALTY KITCHEN no existiría.
A mi hijo Simón, gran “cobaya” de los experimentos de mamá. Un gran maestro del que aprendo día a día.
A Sergio, el papá, gran compañero de fatigas y aventuras. Gracias por apoyarme siempre.
Y gracias a ti,  que has llegado hasta aqui.