Trufa fundente welcome back

Chocolate / Desayunos + snacks / Dulces + postres / Recetas / sin gluten / sin huevo / sin lácteos / vegano

He estado calculando que hace exactamente un año y medio que no subo una receta al blog. Este parón, tan necesario vitalmente, ha dejado reposar muchas cosas, para volver poco a poco, a utilizar este espacio como lugar donde compartir mis experimentos, o todo aquello que me parezca interesante.

La receta que os comparto hoy es una base que originalmente usaba como cobertura o relleno para tarta. El mes pasado, en una conversación sobre trufas y Navidad, me vino a la cabeza esta elaboración, y no sé cómo, se activó la idea de de que podría transformarse en trufa, ya que al fin y al cabo, era una ganache, mezcla clásica donde normalmente vuelcas nata caliente sobre chocolate, y que originalmente fue la idea para usarla como relleno o cobertura. Pensé que si ajustaba la cantidad de leche de coco, la cobertura, y añadía manteca de cacao para darle más consistencia, podría perfectamente tener la textura de una trufa clásica.

Estuve un par de semanas haciendo pruebas, dejando probar a gente cercana, ajustando al gramo las proporciones, para que la textura fuera increíble al sacarla de la nevera, y de esta forma, no tener que calcular cuanto tiempo de espera era necesario para que estuviera bien, si estaba demasiado fría y por lo tanto dura. Bueno, ese tipo de cosas perfeccionistas que son importantes para mi, sobre todo de cara a que alguien que no sea yo, vaya a hacer la receta.

Cuando estaba segura y feliz de la elaboración, decidí que necesitaba compartirla con la gente que hace mis recetas, porque no sólo estaba buenísima, si no que además, tenia pocos ingredientes y era fácil de hacer, lo que no suele ser el caso en mis recetas. Esto, sumado a que se acerca la Navidad, me pareció que era el momento perfecto para que pudierais hacerla y compartirla con vuestros seres queridos. Os aseguro que nadie se creerá que no lleva grasa animal, ni azúcar refinado… y que es un dulce saludable, comparado a todo lo que se puede tomar en estas fechas, y además sin renunciar al sabor. Vamos que vais a triunfar.

Una cosa importante que quiero compartir es el tema de añadir un sabor a la trufa. He decidido, que en vez de postergar más tiempo el publicar la receta con las mil pruebas que eso puede suponer, prefería, según las vaya haciendo con el tiempo, irlas compartiendo directamente en el post.

Lo que sí os adelanto si queréis AÑADIR UN SABOR:

  • No cambiéis la leche de coco por otra leche vegetal, ya que la cantidad de grasa del coco es un elemento crucial en la textura final.
  • – Podéis añadir alguna especia en polvo : canela, jengibre, clavo, chile, cardamomo, cúrcuma… añadirlo al bol del chocolate con manteca.
  • – La manteca de cacao la encontráis fácilmente en herbolarios o tiendas de alimentación ecológica, no se puede cambiar por aceite de coco o manteca de coco, ya que no tienen la misma consistencia, ni el mismo sabor.
  • – Podéis, al calentar la leche de coco, infusionar un sabor: canela en rama, jengibre fresco, café molido, vaina de vainilla, semillas de cardamomo abiertas, romero, lavanda… el tiempo de infusión dependerá de la cantidad que pongáis, y del tiempo de infusión, podéis probar 15 minutos y después colarlo. Pero haciendo esto, tendréis que recalcular si ha habido «pérdida» de leche, es decir, coláis la leche y pesáis cuanta leche tenéis y si es menos que en la receta, lo ajustáis, volvéis a ponerlo a calentar y cuando levante el hervor lo volcáis en el bol de chocolate.
  • – La receta está hecha con chocolate 73%, si es 70 % podéis hacerla igual, pero si ya bajáis a 60% la textura y el sabor cambian. Tengo pendiente hacer una prueba con 60% para que guste más a los peques de la casa. Pero os lo comento par que lo tengáis en cuenta.
  • – Podéis añadir algún fruto seco tostado después de triturar la mezcla. Pero esto, que aún no he hecho, si usáis moldes, para que no se os vaya al fondo lo picado , tendríais que ponerlo tal vez por encima, o si lo dejas enfriar en un bol, añadirlo cuando empiece a endurecerse. También podéis rebozar la trufa (sólo si es formato redondo) en fruto seco picado pequeño. (pistacho sin tostar, avellana/almendra/pipas…tostadas)
  • – Rebozar en coco rallado tostado.
  • RECORDAR SIEMPRE, HACER PRIMERO LA RECETA TAL CUAL OS LA DOY, ENTENDER LA TEXTURA Y EL SABOR, Y DESPUES VOLVEIS A HACERLA AÑADIENDO UN SABOR.

Otra cosa importante a NIVEL FORMATO de la trufa, una vez triturada, tenéis 3 opciones:

1/ Volcar el contenido de la trufa en un bol, cuando esté frío lo metéis en la nevera tapado 24 horas y después hacéis bolitas con un sacabolas de helado pequeño (3cm de diámetro) y rebozais en cacao.

2/ Volcáis el contenido de la trufa en moldes de silicona tipo cubito de hielo y congeláis. Desmoldáis y rebozáis en cacao.

3/ Preparáis una bandeja o molde rectangular, no muy grande, forráis con papel anti adherente, y volcáis la mezcla. Congeláis, despegáis el papel de la parte de abajo y cuando la mezcla esté menos congelada, cortáis cuadrados y rebozáis en cacao.

Otra cosa importante a tener en cuenta: la trufa una vez formada y rebozada en cacao, por la humedad que tiene, chupa el cacao muy rápidamente. Os aconsejo una vez rebozadas, congelarlas y sacarlas 5 minutos antes de tomarlas, o las dejáis en la nevera si las vais a consumir ese día, y si hiciera falta le volvéis a poner un poco de cacao por encima.

Bueno creo que con todos estos datos podéis lanzaros a hacer esta receta que ha supuesto la catapulta para volver a este espacio. Espero que la disfrutéis mucho.

Con cariño,

María

Ingredientes (+/- 23 ud)

220 gr leche de coco (lata)

25 gr sirope de arce

155 gr cobertura choco 73%

15 gr manteca de cacao

la mitad de 1/8 de tsp de sal no refinada ( o una pizca generosa)

Preparación

  1. Si tenéis la cobertura y la manteca en tableta o bloque (en vez de en pastillas), picarlo y añadirlo a un bol mediano.
  2. Poner al fuego la leche de coco con el sirope de arce.
  3. Mientras tanto en un bol mediano poned el resto de los ingredientes: cobertura, manteca y sal.
  4. Cuando la leche empiece a levantar el hervor, la volcáis encima del bol y lo dejáis reposar con un plato encima unos 15 minutos.
  5. Una vez pasado este tiempo, removéis y volcáis todo en el vaso de una batidora o robot tipo vitamix y trituráis 20 segundos. Esto sirve para que la mezcla se quede bien fina y emulsionada.
  6. Volcáis la mezcla en un bol o moldes, según la forma que le queráis dar, id a ver como os explico en el post en la parte final NIVEL FORMATO, donde os explico también este dato : "Otra cosa importante a tener en cuenta: la trufa una vez formada y rebozada en cacao, por la humedad que tiene, chupa el cacao muy rápidamente. Os aconsejo una vez rebozadas, congelarlas y sacarlas 5 minutos antes de tomarlas, o las dejáis en la nevera si las vais a consumir ese día, y si hiciera falta le volvéis a poner un poco de cacao por encima."

2 Responses to Trufa fundente welcome back

  1. Tati dice:

    Que alegría volverte a leer tan animada!! No dudes que las haré, sigo siendo una loca del chocolate!! Besos y gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.