Magnum de caramelo de cacahuete y coco.

Chocolate / Dulces + postres / Helados / Recetas / sin gluten / vegano

Parece que en cuanto he empezado a sentir el calor primaveral, mi cerebro a comenzado a maquinar ideas heladeras. Tenía ganas de hacer un magnum diferente del que hay en el blog (receta AQUI) y tal vez porque tenía un bote de crema de cacahuetes a medio terminar, el formato y el sabor principal vinieron de la mano.

Te preguntarás el porqué de no hacerme mi propia crema de cacahuetes siguiendo los pasos de mi explicación de cómo hacerla casera en este artículo, pero a veces no siempre se puede hacer todo. Los cacahuetes sin tostar ecológicos a veces no son fáciles de encontrar, por eso tener un bote a mano, siempre es útil para añadir a una salsa o un dulce como en este caso. Si un día encuentras cacahuetes sin tostar a granel, compra, tuéstalos y tritúralos con un pelín de sal hasta que tengas una crema. Puedes reservar unos trozos de cacahuete picados y añadirlos al final para tener una crema crunchy !. 

Lo que sí es importante si la compras ya hecha,  es que leas los ingredientes y te asegures de que sólo lleva cacahuetes tostados y una pizca de sal. NADA MÁS.

Algunas personas que han probado el magnum, me han dicho que preferían el helado con cobertura negra como lo hice en la primera prueba. Así que puedes hacerlo si prefieres así, fundiendo cobertura 70% con una cucharada de aceite de coco para darle mayor fluidez y las almendras picadas tostadas o hacerte tu propia cobertura como en esta receta. 

Pero en las dos pruebas sucesivas que hice, conseguí un baño para el helado que a mi me gustaba más, así que decidí dejar esta versión de cobertura, más tipo caramelo porque además, el sabor era más redondo y el chocolate no le robaba sabor al cacahuete ni al coco.

Conseguía además, daros una receta diferente de cobertura para que tuvierais más opciones.

Te aconsejo que la almendra tostada y picada la tengas ya lista con un par de días de antelación ( o una semana ) para facilitarte los pasos cuando tengas que elaborar la receta entera.

Una idea de última hora surgió, cuando tenía en un bol restos de la cobertura que no me apetecía guardar tal cual en la nevera para otro uso. Se me ocurrió ir poniendo cucharadas ( haciendo círculos de unos 3 cm de diametro) sobre un papel anti adherente con una bandeja debajo. Lo metes al congelador y cuando estén duros los guardas en el congelador en un bote de cristal y así tienes “monedas crujientes” de chocolate instantáneas para un momento de antojo chocolatoso!

Ingredientes (para 16 ud)

Caramelo de cacahuetes///////////////////////////////

5 dátiles medjool

105 gr crema de cacahuete (sin azúcar)

55 gr agua filtrada

70 gr leche de almendra endulzada con dátiles

la 1/2 de 1/8 tsp sal marina

Crema coco vainilla////////////////////////////////////

250 gr leche de coco (lata)

100 gr leche de almendra (endulzada con dátiles)

90 gr crema de cacahuetes

50 gr sirope de arce

2 tsp zumo de limón

1/2 vaina de vainilla

pizca de sal

Cobertura (puedes también usar choco fundido simplemente)////////////////////////////////////////////

60 gr aceite de coco

30 gr manteca de cacao

50 gr crema de cacahuete

40 gr sirope de arce

2 y 1/2 tsp cacao

1/2 tsp esencia de vainilla

1/8 tsp sal marina

40 gr almendras picadas o granillo de almendra TOSTADOS

Preparación

  1. Tuesta tus almendras picadas o granillo de almendra y deja enfriar. Mete en un bote de cristal si lo haces con algunos días de antelación.
  2. Prepara el caramelo de cacahuetes triturando todos los ingredientes hasta que tengas una crema.
  3. Pon tus moldes encima de una bandeja que te entre en el congelador.
  4. Rellena cada hueco con un cucharadita de la mezcla. Dale unos golpes para que se asiente y se reparte en el fondo del molde. Tendría que cubrir casi un tercio del hueco sin llegar a tocar la rajita por donde se mete el palo.
  5. Introduce cada palo o bastoncillo de helado en cada rajita. Mételo al congelador mientras que haces la crema.
  6. Para la crema tritura todos los ingredientes hasta que tengas un crema fina. Repártela en los moldes bien hasta el borde y vuelve a congelar hasta que estén bien duros.
  7. Mete una bandeja en el congelador con una hoja anti adherente.
  8. Vete fundiendo en un bol mediano al baño maría, el aceite de coco, la manteca de cacao y la crema de cacahuetes. Saca del fuego, remueve y reserva. En otro bol pequeño, pon el sirope de arce con la sal y la esencia de vainilla y ponlo en la olla donde has hecho el baño maría (con el fuego apagado) para que se atempere.
  9. Pesa en un bol pequeño el cacao y vuelca el sirope removiendo para que no haya grumos. Vuelca esta mezcla en el bol de manteca y remueve con una cucharita o varilla pequeña hasta que esté bien uniforme. Deja que se atempere.
  10. Mientras, vete desmoldando cada helado y déjalo encima de la bandeja que tenias en el congelador. Vuelve a guardar en el congelador.
  11. Cuando tu cobertura esté tibia, añade las almendras picadas.
  12. Vete bañado cada magnum uno a uno con la ayuda de una cuchara para cubrirlos bien por todos los lados.
  13. Vuelve a ponerlos encima de la bandeja y vuelve a meter en el congelador.
  14. Puedes guardarlos en un bolsa de congelación pasados 15 minutos.
  15. Sácalos 10 minutos antes de tomarlos para que pierdan frio.
  16. Disfruta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *