Leche de almendra y variante super-calcio con limón y sésamo

leche-destacada

Bebidas + batidos / Recetas / crudo / sin gluten / vegano

Las recetas van y vienen. Algunas permanecen a tu lado una temporada y después se quedan en el olvido. Otras, vuelven con cada nueva temporada, o tal vez con variantes, pero están a tu lado, año tras año.

Mi última conquista es la leche de almendras. Compañera infatigable en cualquier época del año.

leche-01

Me ha costado lo suyo encontrar la proporción adecuada de agua, dulzor, textura. Una es un poquito perfeccionista, lo sé. A veces es bueno, a veces no. Pero cuando pensaba en las primeras recetas que metería en el blog, tenia claro que esta, seria una de ellas. Se ha convertido en una rutina hacerla y el placer que conlleva sigue intacto. Suelo hacerla un par de veces por semana, a veces solo una, porque hago una receta y media y congelo dos botellitas pequeñas que me pueden sacar del apuro en un momento dado. Reconozco que si tuviera una familia grande y cada miembro engullera medio litro al día, dejaría de hacerla… tal vez la dejaría para los fines de semana como algo especial.

leche-03

La tomamos en el desayuno con granola, porridge o para dejar a remojo el muesli y en alguna receta de pastelería. En invierno, las tardes son diferentes si te haces un roiboos chai con ella y en verano con un toque de ralladura de limón , tienes una leche horchatada de categoría.

Y si, es perfecta para mojar galletas… A veces, cuando tengo antojo de algo dulce un par de tragos son suficientes para dejarme satisfecha.

leche-04

Como siempre, y siguiendo mi filosofía, es algo que he hecho yo y que sé lo que lleva dentro. Está claro que no se puede hacer todo “homemade”, se trata de escoger que cosas prefieres hacer tú porque te satisfagan, o sean difíciles de encontrar de calidad en el mercado. Si dejara de hacerla por falta de tiempo y tuviera que sacrificar esa prioridad que para mi es hacerla, no iría a comprar leches vegetales de tetabrick que para mi son un producto procesado, muchas veces lleno de azúcar y en cierto modo desnaturalizado. Preferiría comprar leche fresca ecológica de cabra. Mi lema siempre será, busca el producto lo mas cerca de su estado natural posible y con el menor tratamiento posible. Y como siempre moderación, no porque una leche vegetal sea, aparentemente, mas inofensiva que una de vaca, hay que tomarse un litro al día( pequeños y mayores incluidos). O sea, no porque nos comieran el tarro diciéndonos que había que tomar mucha leche de vaca para tener los huesos fuertes, ahora te vas a pasar al otro bando que te dice que las leches vegetales envasadas son sanísimas y gastarte mucho dinero a la semana en ello. Y leed siempre la etiquetas!

leche-05

Volviendo a la receta, aquí os propongo dos versiones, la original, y una que me hacia gracia llamarla Calcio al cuadrado porque lleva sésamo. Ya sabéis que las almendras tienen mucho calcio, pero el sésamo es una bomba atómica en cuanto a calcio se refiere, a parte de que ambos contienen una buena cantidad de fósforo, magnesio y potasio.

Necesitareis una batidora de vaso y una bolsa de tela de leche vegetal ( de venta en herbolarios o en amazon) o un trapo fino. La razón de dejarlas a remojo es doble: por un lado las almendras se hinchan con el agua y se reblandecen, facilitando su triturado, y por otro lado se vuelven más digestivas.

leche-06

Os recomiendo también que si usáis dátiles, escojáis la variedad Medjool, que aunque resulten más caros, son mucho más tiernos y dulces. Que sean frescos y no pasteurizados. Se usaban en la antigüedad para curar dolores de garganta y de pecho, son , como le digo a mi hijo “un caramelo de verdad”. Si tienes antojo de dulce, comete uno o dos y ya verás que el empalago es total y ya no te apetecerá comerte medio bote de nutella….

Os recomiendo hacerla aunque solo sea una vez, y observad la diferencia de sabor con una envasada. Y disfrutadla como si fuera oro liquido!

leche-07

PD: he de reconocer que este verano ha tenido una dura competidora: una leche de avellanas, cacao y vainilla que sabe igual y mejor que un cacaolat, con simplemente cuatro ingredientes….ahhh, ese tipo de cosas que me llenan de satisfacción. Prometo receta más adelante!

leche-08

Ingredientes

1 taza de almendras

4 ud de dátiles (o miel al gusto)

4 tazas de agua (1 litro)

½ tsp de canela

1/8 de tsp de sal

Variante (leche de almendra y sésamo)

1 taza de almendras

4 tbs (40 gr) de sésamo

4 tazas de agua

una pizca de sal

1 tsp de ralladura de limón

3 tbs de miel

¼ tsp de aceite de sésamo tostado

Preparación

  1. Deja las almendras a remojo bien cubiertas de agua toda la noche. Recomiendo echar una pizca de sal al agua para ayudar a activar las enzimas que neutralizarán esas otras enzimas (presentes en cualquier semilla) que interfieren en nuestra digestión y absorción de nutrientes.
  2. Por la mañana, cuela las almendras, enjuágalas y ponlas en el vaso de tu batidora con 3 tazas de agua. Tritura un minuto. Cuela el resultado con la ayuda de la bolsa o tela con un bol debajo. Ahora imagínate que tuvieras que ordeñar, pues daaale, hasta que veas que sólo te queda la pulpa.
  3. Mientras que ordeñas, tritura otro minuto (no hace falta que laves el vaso batidor) la taza de agua que te sobra con los dátiles, la sal y la canela
  4. Incorpora el liquido colado, dale unas vueltas simplemente para que se mezcle, para la máquina y viértelo en una botella de cristal y métela en la nevera.Et voilà!Puedes hacerlo neutra, sin dátiles, o añadir el sabor que más te guste, vainilla, jengibre, ralladura de limon o naranja.Al reposar, se separá, simplemente agítala bien antes de usarla.
  5. La pulpa restante, la puedes usar incorporándola a otras masas (galletas..) o hummus, o la puedes secar en el horno a 50 grados , triturarla y usarla como harina, aunque reconozco que yo aún busco recetas que salgan bien... o dársela a alguien que tenga gallinas...
  6. Variante de leche de almendra y sésamo
  7. Procede como en la anterior receta remojando las almendras y el sésamo y una pizca de sal.
  8. Tritúralo con el agua.
  9. Cuélalo, vuelve a poner la leche en al vaso y tritura de nuevo con la ralladura , la miel, el aceite y la sal.
  10. Listo!

2 Responses to Leche de almendra y variante super-calcio con limón y sésamo

  1. Charlotte dice:

    Leche de almendras adoptada por toda la familia! Un regal 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *