Helado de mango, cúrcuma y limón con nibs de cacao.

share_21-2

Chocolate / Dulces + postres / Helados / Recetas / crudo / vegano

Este verano me disponía a hacer  una receta de un libro toda contenta y feliz (por encontrar el tiempo para hacerla). La felicidad se transformó en frustración cuando me dí cuenta de que mi hijastra tiene alergia al ingrediente principal! En este caso al plátano. Es una receta con muy pocos ingredientes, y si no tienes plátano, que aporta tanta cremosidad, se te queda cara de idiota. Sobretodo cuando ya tienes todos tus ingredientes sobre la mesa, tienes a tus dos pequeñuelos listos para meter las manos en la masa, y oyes esa voz de quinceañera que te dice “pero te acuerdas de que yo tengo alergia al plátano crudo no?” . Es decir, me voy a currar una receta que luego no voy a poder probar… Ok. de primeras cambiamos  de tercio y nos vamos a jugar al parchís a ver si me viene alguna idea. El cambio en la acción siempre ayuda.

share_17-2

Mientras le doy a los dados, me viene a la mente…. MANGO! Termino la partida, sin ganar claro, con el pensamiento en otra cosa, es decir, en el dichoso mango y donde puedo ir a comprarlo con el calor que está cayendo. Pero ya sabéis que cuando uno tiene en mente una meta va a por ella como un toro a pesar de los inconvenientes.

share-70share-68

La receta salió increíble con los cambios que ajusté y fui feliz, al igual que mis polluelos y el sorprendido papá. Un helado sin lácteos? sin azúcar? Síííííí. Me encanta su cara de sorpresa (un pastelero tradicional siempre se sorprende ante hechos de este tipo). Quería compartirlo en el blog esa misma semana, pero preferí esperar a que fuera temporada en España. Hice otra prueba unos días más tarde y los mangos ya no eran los mismos y no salió tan rico. Así que, ahora que ha empezado la temporada del mango malagueño y lo podéis encontrar en su punto optimo de maduración, es el momento de hacer la receta. Y si los encontráis ricos, haced una pequeña inversión, comprad una caja y congelarlos, una vez pelados y troceados, para tenerlos listos para un batido, una salsa, o lo que se os ocurra. Yo ya tengo encargada esta semana una caja en el mercado!

 

Ingredientes

200 gr de anacardos

70 gr de agua

800 gr de mango entero (+/- 2 ud)

2,5 tbsp de sirope de arce

1,5 vaina de vainilla

4 tbsp de zumo de limón (1 ud grande)

1/8 tsp de sal

1 tbsp de aceite de coco fundido

1/2 tsp de cúrcuma en polvo

20 gr de nibs de cacao

Preparación

  1. Deja en agua a remojo los anacardos durante 4 horas.
  2. Mete en el congelador el molde donde vayas a poner el helado. Yo uso tipo pyrex de cristal. Si tienes heladora también puedes usarla.
  3. Corta y pela el mango, trocéalo y congélalo extendido sobre una bandeja con papel sulfurizado. (Este paso es opcional, pero mejora la cremosidad al triturarlo).
  4. Cuela los anacardos y tritúralos con el agua, el sirope de arce, el limón, la vainilla, la sal, el aceite de coco y la cúrcuma. Tendrás que parar la máquina varias veces para bajar con una lengua todo hacia el centro. Cuando empieces a tener como una crema, incorpora el mango y tritura hasta que tengas una textura sedosa.
  5. (Así tal cual, lo puedes guardar en la nevera y tomártelo añadiendo unos nibs de cacao por encima. )
  6. Vuelca la mezcla en el molde que tenías en el congelador, incorpora los nibs de cacao y dale unas vueltas con una cuchara para incorporarlos bien. Vuelve a meter en el congelador.
  7. A la hora remuévelo y vuélvelo a meter en el congelador. Repite esta operación dos veces más, cada dos horas, o hasta que veas que la consistencia es la de un helado.
  8. Lo puedes degustar en ese momento o dejarlo en el congelador. Si se te queda muy duro, tendrás que sacarlo 15 min antes del congelador para poder tomarlo.
  9. Disfruta!

One Response to Helado de mango, cúrcuma y limón con nibs de cacao.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *