Chutney de final de verano: higos, vainilla y tandoori.

hogos-botes

Acompañamientos + Aliños + Salsas / Recetas / sin gluten

El año pasado hice mi primer chutney cuando la temporada de albaricoques estaba en pleno apogeo. En mi casa no somos de mermeladas así que pensé de que otra forma podía usar tanta cantidad de fruta que no fuera congelarla ( ya que ya tenía suficiente stock en el congelador…). Una amiga inglesa me había regalado el año anterior un chutney de níspero increíble y de ahí me vino la idea. No hay cosa que más me pueda gustar que los chutneys. Podría definirse como una mermelada agridulce. El nombre del blog es la fiel descripción de mi amor por el contraste de sabores dulces y salados pero en este caso además tenemos la acidez que ya sabeís que me encanta y para mi es casi imprescindible en un plato.

Y ya desde antes del verano, tenía claro que este año haría el chutney con higos, ya que estoy en zona de higueras. El único problema es que tendría que esperar hasta finales de agosto. Paciencia, paciencia.

higos-natu-02

Cuando me puse a darle vueltas a la receta tenía claro que lo intentaría hacer bajando la proporción de azúcar de los tradicionales, usando azúcar de coco en vez de blanco aunque el color final fuera más oscuro y usaría vinagre de manzana que le da una justa acidez siendo en sí saludable. Tampoco estaba buscando una elaboración en si misma “sana” porque un chutney es algo que acompaña un plato para darle chispa y con una cantidad pequeña basta. Pero sí que quería que los ingredientes utilizados fueran una vez más, lo menos refinados posibles para conseguir un producto acabado mucho menos dañino que los se puedan encontrar en el mercado.

chutney-higos2-01-01

La cantidad que os doy da para rellenar 9 botes. Si fuera la mitad estaría menos tiempo hirviendo. Porque sí, aunque sea fácil de hacer, el momento de la cocción necesita supervisión o se te puede quemar el fondo de la olla. Puedes evidentemente hacer la mitad  la primera vez. Pero yo siempre que algo conlleve una elaboración larga, aprovecho y me hago un stock. Además un bote de chutney es un regalo perfecto si te invitan a casa de alguien o si te propones hacer una cesta navideña para regalar como esta, te ayuda a completarla. Por eso no tengas miedo a hacer la cantidad propuesta ( aunque si nunca has hecho mermeladas mejor haz la mitad la primera vez ya que cocerá menos tiempo ). Tendrás que estar una hora pendiente de la cocción para que no se te pegue pero merece la pena. Yo hice la semana pasada una tanda y entre esta y la que viene haré dos más. Ver tu despensa con tus botes etiquetados es una satisfacción indescriptible. Y sentir la felicidad de los que lo reciben como regalo y como disfrutan al probarlo no tiene precio. Merece la pena el esfuerzo!

chutney1-05

Está delicioso con cualquier plato de verdura y arroz, con boniato o cualquier verdura que tienda a ser dulce y por supuesto con cualquier tipo de queso de calidad.

Ingredientes (9 botes)

2 kg higos

2 tbsp de ghee o aceite de coco

3 ud cebollas (670 gr)

6 dientes de ajo

2 hojas de laurel

3 manzanas golden ( u otra variedad)

2 vainas de vainilla

50 gr de jengibre fresco pelado

1 tbsp + 1 tsp de sal marina

2 tsp de especias tandoori

500 ml de vinagre de manzana

300 gr de azúcar de coco

1/2 tsp de guindilla (opcional)

Preparación

  1. Corta los higos en cuartos y luego a la mitad y reserva. Si tuvieran el rabio córtalo.
  2. En una olla grande y alta, sofríe 10 minutos la cebolla picada en cubitos pequeños con el ghee.
  3. Mientras tanto pela y corta la manzana en trozos de 2cm x2cm (más o menos).
  4. Pica los ajos y añádelos a la olla junto con el laurel. Remueve y un minuto después añade la manzana y la vaina de vainilla abierta con las semillas (que habrás raspado con un cuchillo y cortado en varios trozos para luego repartirlos en algún bote). Deja rehogar tapado 7 minutos, removiendo de vez en cuando.
  5. Ralla el jengibre con un microplane o con la parte más fina de otro tipo de rallador. Añádelo a la olla y deja cocer 2 minutos más.
  6. Añade los higos que tenías reservados, las especias tandoori y la guindilla. Remueve y deja cocer 5 minutos.
  7. Añade el vinagre y el azúcar de coco y deja hervir a fuego mínimo una vez empiece a hervir, una hora a fuego lento. Durante ese tiempo tendrás que remover cada 10 minutos, y sobre todo al final cada 5 minutos porque se puede agarrar al fondo de la olla y quemarse. Cuando veas que las burbujas están más espaciadas porque el líquido se ha reducido y está un poco más espeso querrá decir que está casi listo. POR FAVOR MUCHO CUIDADO AL REMOVER!!!!!!!! Salta y te puedes quemar así que intenta remover con una tapa por encima para que no te salpique. Para comprobar que está cocido, pon una cucharadita en un plato y fíjate si tiene una consistencia de mermelada semi espesa.
  8. Mientras que cuece, prepara tus botes que han de estar bien limpios y secos.
  9. Una vez terminada la cocción, deja reposar tapado 10 minutos y después rellena, con un embudo, los botes ( también añade las hojas de laurel y las vainas en algunos de los botes). Con mucho cuidado (!!!) ciérralos con un trapo para no quemarte.
  10. Tienes dos opciones para que el bote te haga el vacío y se conserve muchos meses: o les das la vuelta sobre una rejilla y los dejas así hasta que estén fríos y al darles la vuelta te fijes que la tapa ha hecho el vacío hacia adentro, o en una olla grande llena de agua, los hierves media hora y los dejas enfriar en un rejilla boca arriba. La segunda opción es sanitariamente más segura, pero la otra también funciona.
  11. Disfruta!

2 Responses to Chutney de final de verano: higos, vainilla y tandoori.

  1. Patricia dice:

    Lo he hecho, un poco a mi manera, y está delicioso!!! Muchas gracias por la receta, porque no soy yo muy de higos y no sabía que hacer con ellos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *