Carrot cake energy balls (con y sin chocolate).

carrota-cake-balls-oprtat

Chocolate / Desayunos + snacks / Dulces + postres / Recetas / sin gluten / vegan

Hace tiempo que buscaba una receta fácil y rica para recuperar la pulpa de zanahoria que francamente, junto con la de remolacha es la que más pena me da tirar cuando hago zumo. Y aunque he probado a hacer crackers o congelar la pulpa para hacer otras cosa, al final no conseguía recetas que realmente me gustaran y no implicaran mucha elaboración posterior. Seguro que habrá muchas por ahí, pero yo aún no la he encontrado.

carrot-cake-balls4

Pero hace unas semanas que he empezado a hacer zumos otra vez con tanto cítrico en el mercado (NOTA: este post lo escribí hace por los menos un par de meses, así que tal vez ya no haya tanto cítrico en el mercado…), al que suelo añadir zanahoria o remolacha. Con la pulpa de remolacha se me ocurrió un día guardarla para añadir a unas hamburguesas vegetales que tenía previsto hacer. Fue genial! Entonces pensé que había encontrado la manera de reutilizar la pulpa cada semana de manera fácil. Pero después, leyendo una revista de Donna Hay donde había una receta de bolitas energéticas de zanahoria, se me ocurrió utilizar la pulpa en vez de zanahoria rallada tal cual. Tuve que ajustar bastante la receta y luego se me ocurrió añadir ralladura de naranja para darle un toque de sabor más intenso. Y de golpe me vino la asociación con cacao. Asi que al final tenía dos opciones de la misma masa, lo cual es muy cómodo. Puedes hacer el doble de cantidad, dividir la masa en dos y a una de ellas le añades el cacao “et voilá”.

carrot-cake-energy-balls

En cuanto al rebozado, me pareció más fácil triturar en un molinillo coco rallado que ponerme a picar más almendras.

Podríamos hablar casi de bolitas energéticas tipo “superfood” porque la almendra, el sésamo, el lino y las semillas de girasol son en sí súper nutritivas con un montón de minerales y grasas saludables sin tener que irse a comprar otras cosas más caras. Y como además reutilizamos la pulpa del zumo, aportamos fibra, recuperamos, y no tiramos nada!. Eso sí, si te vas a hacer un zumo de varias cosas, pasa primero la zanahoria, recógela, exprime un poco de zumo de limón y guárdala en un bote de cristal. Al día siguiente o por la tarde te haces la bolitas.

Attachment-1-6 copia

Una vez hechas, si no las vas a consumir todas durante una semana, es mejor que congeles una parte y la otra la guardes en la nevera.

Son una súper opción en mi caso para cuando mi peque tiene excursiones o cuando lleva al cole una merienda que comparten entre todos y no puede haber gluten ni azúcares refinados ni huevo. Les encanta!

Y ahora que viene la época de calor y playita, están cargadas de betacaroteno para marcar el broceado!

Ingredientes (para 26 bolitas)

20 gr semillas de sésamo

15 gr semillas de lino

20 gr semillas de girasol

120 gr almendras

10 ud dátiles de medjool

1/4 tsp sal marina

150 gr pulpa de zanahoria

1/2 tsp ralladura de naranja

////////////////////////

40 gr coco rallado para rebozar

////////////////////////

opción de chocolate añadir////////

20 gr de cacao

////////

cacao para rebozar (omitir el coco para rebozar)

Preparación

  1. Tritura juntas las 3 semillas hasta que tengas un polvo. Reserva.
  2. Tritura los dátiles deshuesados junto con las almendras y la sal. Cuando veas que el dátil está cremoso pero quedan trozos de almendra picada, añade la zanahoria y el polvo de semillas y la ralladura. Si las quieres hacer de chocolate añade también los 20 gr de cacao. Vuelve a poner la máquina en marcha unos pocos segundos hasta que esté todo integrado . Pon la masa en un bol.
  3. Tritura en un molinillo el coco rallado, sólo unos segundos hasta que quede como un polvito fino pero cuidado de que no empiece a soltar la grasa.
  4. Pon el coco rallado en un bol , o el cacao si las vas a hacer de choco. Prepara un taper alargado con papel anti adherente y un pequeño bol de agua.
  5. Si ves que la masa (sin cacao) está muy blanda para darles la forma, mete el bol con la masa en el congelador 15 minutos.
  6. Dale forma de bolas de 3 cm de diámetro más o menos, con las manos ligeramente humedecidas. Cuando las tengas todas, lávate las manos, sécatelas bien y reboza las bolitas, dejándolas sobre la bandeja preparada. Distribúyelas en el taper sin apretujarlas y guárdalas en la nevera.
  7. Disfruta!

2 Responses to Carrot cake energy balls (con y sin chocolate).

  1. Liz dice:

    Gracias por la receta. Lucen deliciosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *