Carrot cake con manzana y frosting sin azúcar

share_27-2

Dulces + postres / Recetas

He estado revisando mis recetas. De 38 publicadas, tan sólo 4 no son veganas. Eso ha motivado que mucha gente que no come ningún producto animal me siga. Y me encanta poder servirles de inspiración. Pero si os habéis leído la intro yo no soy vegana ni me gusta ponerme una etiqueta. El ponerlas en las recetas sirve básicamente para clarificar ingredientes para aquellos que justamente siguen algún tipo de dieta o filosofía de vida especial. Y he de reconocer que sacar la receta de hoy me tenía inquieta ya que es la primera que lleva huevo y mucha gente  podría escandalizarse y dejar de seguirme porque no hay sustitución posible con chía o lino (además del cremoso de queso). Pero recapacitando, he dejado de lado ese pesar volviendo a sentir el gran propósito de este blog: dar opciones a la gente de comida más saludable, utilizando distintos ingredientes menos comunes y hacer dulces menos dañinos de los que se consumen hoy en día. Dar ideas de como organizarse en la cocina, impulsar el consumo de productos ecológicos y de temporada, por nosotros y nuestro entorno. Reducir el consumo de proteína animal aumentando el consumo de fruta y verdura, distintos cereales integrales, algas, frutos secos y semillas, ayudando a la gente a alejarse cada vez más de todo lo industrial y recuperar el placer de cocinar en casa alimentos de verdad.

share-64

Con este gran propósito en mente os presento una receta de la que estoy súper orgullosa. No es la receta más corta y práctica porque lleva muchos pasos, pero es de esas que sirven para ocasiones especiales en las que compartir un dulce se convierte en algo memorable. Como cuando pruebas una receta de tu abuela o de tu madre que tomas de vez en cuando y te sabe a gloria porque te alimenta el alma.

share_28-2

Uno de mis dulces favoritos a parte de los helados es sin duda el carrot cake. Ese bizcocho húmedo que se mezcla con el frosting cremoso ligeramente salado me vuelve loca. El único problema es que hoy en día es una bomba de azúcar que francamente me indigna. Hace unos años decidí hacer una prueba de uno y buscando recetas no daba crédito a la cantidad de azúcar glace que llevaba la crema de queso que la recubre. Me sentía totalmente avergonzada de hacer algo con esa montaña de polvo blanco, que además debía sumar al azúcar del bizcocho. De ahí nació un reto. Pasó bastante tiempo hasta que dí con la formula adecuada, tiré unos cuantos a la basura y empaché a mis allegados con tanta prueba. Pero lo conseguí. Sobretodo para el frosting, porque al endulzarlo con dátiles y puré de almendras no perdía  demasiado color ( vale, vale, no el blanco puro del tradicional ) y en la mezcla final lleva una cantidad pequeñísima de miel cruda, así que puedo afirmar que no lleva azúcar refinada de ningún tipo! En el  bizcocho por su parte, reduje cantidad de azúcar sustityéndo una parte por coco rallado y compota de manzana y el resto por azúcar de coco. Y con el reposo que necesita el conjunto para que todo mejore, conseguí algo que no tenía nada que envidiar  al tradicional, guardando un nivel de dulzor muy agradable.

share-65

Y aqui es donde reside mi gran propósito con este blog. No sé si esta receta la haréis muchos de vosotros, pero necesitaba compartirla para que aquellos que seáis unos forófos del carrot cake como yo, tengáis un opción más saludable.

share-68

La manzana por encima es un homenaje al otoño y una manera de rebajar cantidad de crema y así no sea tan pesado, pero perfectamente puedes omitirlas y hacerlo como más te guste. El frosting lo puedes emplear para recubrir cualquier otro bizcocho o muffin.

share-63

Un consejo que os doy antes de hacer la receta es leerla entera antes de empezar ( aunque esto es necesario para cualquier elaboración). Como tiene muchos pasos y reposos es necesario organizarse. Un día haces el bizcocho, al día siguiente el frosting y lo recubres, y al día siguiente te lo comes ( si tienes paciencia). El reposo es fundamental para que los sabores se potencien. Al leer la receta verás que el cremoso tiene dos pasos: la base y el cremoso en sí. Pues bien, de la primera te sobrará un poco y la podrás utilizar para untar tostadas o acompañar con unos gajos de manzana cruda.

share-64

Se conserva perfectamente congelado o sea que si te sobra o lo haces en moldes más pequeños tipo muffin, puedes congelarlos en porciones para cuando los necesites.

Sábado, merienda, familia , Carrot cake, roiboos (o té) y chimenea: el plan perfecto.

 

 

Ingredientes

bizcocho::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

4 huevos

50 gr de miel

180 gr de panela o azúcar de coco

230 gr de aceite de oliva virgen

100 gr de compota de manzana (casera a ser posible y sin azúcar)

340 gr de zanahoria rallada fina

260 gr de harina de espelta integral

60 gr de coco rallado

1/4 tsp sal

1/2 tsp de canela

1/4 tsp de jengibre polvo (opcional)

2 tsp de levadura en polvo

2 ud de manzanas

1 tbsp de aceite de oliva

2 tbsp de sirope de arce

base sin azúcar::::::::::::::::::::::::::::::::::::

6 dátiles de Medjool deshuesados

125 gr de puré de frutos secos ( tahine, almendra...)

10 gr de zumo de limón

10 gr de agua

frosting o cremoso de queso ::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

150 gr de base sin azúcar

30 gr de miel

350 gr de queso de untar

1/2 tsp de ralladura de limón (ecológico)

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

50 gr de nueces picadas

Preparación

  1. Para el bizcocho, enciende el horno a 200ºC.
  2. Engrasa un molde de 21 cm de diámetro.
  3. Pon todos los ingredientes secos en un bol grande: levadura, especias, sal, coco rallado y harina. Mezcla con una varilla.
  4. Calcula en un jarra la cantidad de aceite y en un bol la medida de compota.
  5. Ralla las zanahorias.
  6. En un bol grande con varillas eléctricas, bate los huevos con la miel y el azúcar 4 minutos. Cuando veas que está cremoso vete echando a hilo el aceite y al final la compota.
  7. Añade las zanahorias y remueve todo con cuidado hasta que esté homogéneo. Vuelca esta mezcla sobre los ingredientes secos, removiendo con delicadeza hasta que la harina esté bien integrada.
  8. Vuélcalo en el molde. Pela y corta la manzana en gajos de 2 mm y y vete intercalándolos por encima. En un vasito mezcla la cucharada de aceite y el sirope de arce y pinta la manzana para que tenga un bonito color y brillo al hornearse. BAJA EL HORNO A 180ºC y hornéalo 30 minutos o hasta que veas que está dorado y al tocarlo está firme.
  9. Cuando esté frío, déjalo reposar en la nevera bien tapado 24 horas.
  10. Para el frosting primero hay que hacer la base sin azúcar triturando todos los ingredientes. Reserva esa mezcla compacta en un bol pequeño, y en otro más grande añade 150 gr de esa base, con el resto de los ingredientes del cremoso : miel, queso y ralladura de limón. Bátelo con fuerza hasta que esté bien cremoso.
  11. Saca el bizcocho de la nevera y con un cuchillo de sierra cortalo por la mitad horizontalmente. Unta el frosting en la base, distribuye las nueces picadas por encima. Tapa con la otra mitad por encima, aplasta un poco y repasa los bordes si se saliera un poco del cremoso.
  12. Deja reposar en la nevera al menos dos horas antes de tomarlo.
  13. Disfruta!

8 Responses to Carrot cake con manzana y frosting sin azúcar

  1. Pilar dice:

    Pues si que es laborioso pero es al mismo tiempo uno de esos retos culinarios que a veces nos apetece afrontar. Gracias!!!

  2. Sandra Janeth dice:

    No es posible que coloques fotos de la receta paso a paso, con tanta lectura me he perdido, ó será posible que hagas algunos videos, es más fácil seguir de ésta manera una receta, una pequeña sugerencia, gracias por la receta, es muy sana y mucho más natural de lo que puedes conseguir en la calle.

  3. Fuensanta dice:

    María eres una crack. Desde la cama y con sueño me he quedado extasiada leyendo tu comentario sobre la receta que después nos has explicado. Pero me puedes explicar que significa TSP ? Esas medidas no las entiendo.. La haré cuando haya comprado todo.

    • maria dice:

      Hola Fuensanta!que valiente por hacer la receta màs laboriosa del blog! A por Ella! Acuérdate bien, de ir paso a paso y dejar reposar cada cosa como explico. Si tienes alguna pregunta no dudes en decírmelo.
      TSP se refiere a teaspoon, o cucharilla de café. Yo uso unas estándar para que a todo el mundo le salga igual.EN la página principal del blog verás que hay un apartado que pone MEDIDAS. Míratelo.
      A por ello y cuéntame qué tal! Saludos

  4. esther dice:

    Hola María,
    Ayer me atreví con tu receta. Me decía mi padre que de quién era el cumpleaños, jajajaja. Pero a mí me gusta hacer bizcochos y tartas porque sí, y como tú las congelo y así tengo un pedacito de placer cuando ya no aguantar más en el sofá, pensando qué dulce tengo en la despensa. De la receta debo confesar que el mejor descubrimiento ha sido el frosting. Quería encontrar algo que fuese bien con los muffins sin azúcar que hago de vez en cuando y MADRE MÍAAAA, eso está buenísimo. Gracias de nuevo!!

    • maria dice:

      Ohhh cuanto me alegro, porque esta receta tiene su curro! Y sí, el frosting está brutal…yo lo hice hace poco también y se me había olvidado lo bueno que estaba jeje. Un abrazo fuerte y gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *