BREAKFAST LOVE: chia de remolacha y vainilla

Desayunos + snacks / Recetas / sin azúcar añadido / vegano

Por fin me vuelvo a sentar delante del ordenador para dejarte una receta súper fácil, que lleva un añito en el tintero esperando salir! Hay mil millones de recetas de chia lo sé, y a veces una piensa si es necesario compartir algo que no sea de sumo interés, pero al final me guío por lo que aporta a mi: me encanta y es sencilla, cosa muy de agradecer en mi momento actual.

Y con estos calores saharianos que tenemos en estos momentos, se agradece un desayuno fresquito que te dura varios días en la nevera y puedes tirar de él con el mínimo esfuerzo. Perfecto además si un día quieres paliar los excesos de comidas con amistades que abundan en esta época. Entre la chía y los anacardos, no tendrás que tomar mucha cantidad ya que sacia bastante.

El sabor de la vainilla en rama es determinante en el sabor final de la receta, pero como entiendo que es algo caro y a veces no es fácil de encontrar, puedes poner en polvo. Yo suelo comprar una marca que se llama «JUST Ingredients» ya sea en su propia web o en amazon. Es una marca que tiene muy buenas especias.

Los dátiles y la manteca de coco (no aceite) ayudan a endulzar de manera natural el conjunto. Porqué uso manteca y no aceite? Pues porque me parece una manera de añadir la grasa entera (pulpa y aceite) lo cual me parece siempre más saludable, y además sirve para endulzar de forma natural y que coja textura.

Si no tienes dátiles medjool y tienes una variedad más dura, déjalos a remojo toda la noche en el litro de agua que usarás para triturar, así te resultará muy fácil deshacerlos.

Aunque en las fotos veas frambuesas, evidentemente lo puedes acompañar con cualquier tipo de fruta de estación, ya sea verano o invierno. Así que te lo puedes llevar en verano a la playa o la piscina, o al trabajo (eso sí, hay que mantenerlo refrigerado).

Espero que lo disfrutes muy mucho y pases un feliz verano!

 

 

 

Ingredientes (par 8/9 porciones)

140 gr anacardos

7 dátiles medjool

30 gr remolacha cruda pelada

50 gr manteca de coco

1/8 tsp sal marina no refinada

1 vaina de vainilla o vainilla en polvo

85 gr semillas de chia

1 litro de agua (fría, en verano)

otros///////////////////

frutas de temporada: frambuesa, fresas, mango, higos, melocotón, plátano…

Nibs de cacao

Preparación

  1. Deja a remojo los anacardos durante al menos 6 horas ( si es verano déjalos en la nevera).
  2. Escúrrelos, descarta el agua (puedes usarla para regar) y tritúralos con medio litro de agua flitrada, los dátiles deshuesados, la remolacha cortada en trozos pequeños, la manteca, la sal y las semillas de la vaina de vainilla.
  3. Mientras, pesa en un bol mediano/grande las semillas de chia y añade la vaina de vainilla raspada que te ha sobrado.
  4. Cuando tu mezcla de anacardos esté lisa, añade otro medio litro de agua filtrada y vuelve a triturar unos segundos.
  5. Vuelca esta crema en el bol de chia removiendo con una varilla para que las semillas se distribuyan bien. Deja reposar 10 minutos y vuelve a remover con la varilla enérgicamente.
  6. Tápalo y déjalo reposar al menos 6 horas.
  7. Antes consumirlo, retira la vaina de vainilla apretando para sacar su jugo y vuelve a remover con una varilla. Lo puedes meter en un bote de cristal hermético para ir cogiendo cada vez que necesites, o repartirlo en botes más pequeños para llevártelo al trabajo ya listo.
  8. Espero que lo disfrutes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *